ir arriba Con Una Cerveza... El Blog del PerroChelero: Gary Ridgway


Ridgway nació en Salt Lake City, capital del estado estadounidense de Utah el 18 de febrero de 1949, hijo de Mary Rita Steinman y de Thomas Newton; fue el segundo hijo, de un total de tres. Fue criado en McMicken Height, Washington. Se sabe que su madre era sumamente estricta y que mantenía bajo dominio férreo a los integrantes de la familia, especialmente a Ridgway.
Familiares recuerdan que su madre jamás demostró querer a Ridgway y que constantemente le gritaba a su esposo. Después de que Ridgway fuera detenido, varios familiares y amigos fueron interrogados. Lo describieron como una persona amistosa pero extraña. Mientras iba de casa en casa hablando sobre la Iglesia Pentecostal a la que asistía, paralelamente desarrollaba su obsesión por las prostitutas y anomalías en su comportamiento sexual. Sus primeros dos matrimonios estuvieron plagados de infidelidades.
El 30 de noviembre de 2001 cuando se disponía a abandonar la ciudad de Renton, Washington, fue arrestado por la policía y acusado del asesinato de cuatro mujeres cuyos asesinatos se atribuían al asesino del Green River. Cuatro asesinatos fueron confirmados en su contra gracias a muestras de ADN y otras muertes gracias a la pintura que él usaba en su trabajo.
Fue en el juicio que hubo un hecho que dio mucho que hablar. Los familiares de las víctimas fueron pasando por el estrado y le dijeron de todo (‘animal’, ‘deseándole una muerte lenta y dolorosa’, etc..) El asesino los miraba sin inmutarse. Entonces le tocó el turno al padre de una de las víctimas y le dijo: -”Mr Ridgway, hay gente aquí que le odia, yo no soy uno de ellos. Lo que creo y voy a hacer es lo que mi Dios dice: perdonar. Yo te perdono. You are forgiven sir”. Por primera vez durante el proceso al asesino se le escapó una lágrima.


PD:
No me gusta copiar post de otros blogs, pero me llamo mucho la atención este video.
Aparte que ya lo vi publicado en varios, y pues le cambie el texto y el video que vi hoy.
Saludos Jóvenes Ilustres.